Aumenta rápidamente el valor de tu empresa

Hay muchas formas de crear valor con el tiempo.

Para mantenerte un paso adelante de la competencia, tu empresa necesita adaptarse e innovar continuamente, a fin de crear más valor a medida que crece. Hay muchas formas de crear valor con el tiempo, de modo que puedas jubilarte cómodamente o pasar a otros proyectos.

La clave para crear valor en tu empresa es lograr una planificación eficaz. Tómate el tiempo para desarrollar un plan que cubra las áreas de tu empresa a las que necesites dar más valor.

Incrementa tu base de activos

Mientras más activos tenga tu empresa, más valor tendrá. Es importante también analizar las ventajas de ser propietario o de arrendar. Si decides ser propietario de la mayor parte de los activos de tu empresa:

  • Aumentará tu capital.
  • Deberás saber cuándo ciertos equipos quedarán obsoletos.
  • Podrás pedir préstamos utilizando tu propiedad como garantía.

Es importante que tus activos estén en buenas condiciones, por ello, asegúrate de contar con un programa de mantenimiento regular.

Protege los activos intangibles

Los activos intangibles son aquellos que no se pueden tocar, como la propiedad intelectual (el conocimiento que poseen tus empleados y la base de datos de clientes). Estos conforman una gran parte de tus activos, por lo tanto, es importante que tomes las medidas para protegerlos.

Informando claramente sobre la propiedad intelectual de tu compañía puedes minimizar el riesgo de que tus empleados se lleven la propiedad intelectual cuando dejen tu empresa. Las cláusulas relativas a las restricciones en los contratos laborales pueden evitar que tus empleados:

  • Utilicen la información confidencial cuando ya no trabajen en tu empresa
  • Persuadan a los clientes a hacer negocios con ellos si van a trabajar a una empresa de la competencia.
  • Creen su propia empresa para entrar en competencia con la tuya.

La información conservada en la nube puede ser vulnerable. Para protegerla, puedes implementar un sistema de seguridad en línea que sea eficaz (con contraseñas difíciles y copias de seguridad continuas). Restringe el acceso de información confidencial de la empresa a unos cuantos miembros del personal que sean de tu plena confianza.

Desarrolla una marca sólida

La marca de tu empresa puede convertirse en un activo muy valioso que los compradores potenciales vean como una fortaleza. De hecho, una marca reconocida te ayudará a diferenciarte de la competencia. Crear una marca prestigiosa, en la que los clientes puedan confiar, darás más valor a tu empresa.

Reinvierte en tus operaciones

Analiza si es conveniente reinvertir algunas de tus ganancias en investigación y desarrollo para nuevos productos o servicios. El mundo de los negocios está en constante cambio, por eso, permanecer sin mucho movimiento generalmente no es la mejor opción. Reinvertir es una oportunidad para agregar valor a tu empresa.

Es importante mantener actualizadas la tecnología que requiera tu empresa y las instalaciones que utilices. Si no actualizas dichos recursos, esto afectará tu productividad y, por ende, tu competitividad.

Trata de conservar a los empleados clave

A medida que tu empresa crezca, no podrás ocuparte de todas las tareas tú solo/a. Contratar empleados calificados y competentes puede darle más valor a tu empresa. Al momento de venderla, los compradores potenciales tendrán la seguridad de que tus empleados serán capaces de continuar las operaciones en tu ausencia.

Los empleados clave tienen más posibilidades de continuar con tu empresa si les ofreces lo siguiente:

  • Condiciones de trabajo competitivas
  • Un entorno de trabajo positivo
  • Oportunidades para el avance profesional

Invertir en la capacitación y el desarrollo de tu personal será algo rentable porque así ellos serán capaces de asumir más responsabilidades y agregar valor a tu empresa.

Al contratar nuevo personal, hazlo con mucho cuidado. Si contratas a los mejores empleados, puedes formar un equipo dinámico e innovador que estará centrado en brindar los mejores productos y servicios a tus clientes.

Realiza un estudio de mercado

Las necesidades y exigencias de tus clientes cambiarán con el tiempo. Gracias a los estudios de mercado que efectúes frecuentemente, podrás mantener tus productos y servicios actualizados, y adaptarlos a las exigencias de tus clientes.

Los resultados de tu investigación ayudarán a tu empresa a anticiparse y a planificar para el futuro.

Crea alianzas

Establecer nuevos canales de distribución y entrar a nuevos mercados puede costarte mucho tiempo y dinero.

Si creas una alianza estratégica con distribuidores de éxito o empresas complementarias, podrías ampliar el alcance de tu empresa y ganar nuevos clientes de manera más rentable.

Asegúrate de que tu empresa cuente con políticas y procedimientos regulares. Los procesos simples y eficaces son más fáciles de aplicar a medida que una empresa va creciendo.