Promueve la innovación en tu empresa

La innovación en una pequeña empresa no es tan difícil como podrías pensar.

La innovación en una pequeña empresa no es tan difícil como podrías pensar. Puedes fomentar mejoras incluso si tus recursos son limitados, pues la innovación no es solo para las grandes empresas.

Explica los motivos de los cambios

Los empleados prefieren saber por qué deseas hacer algo. Entonces, cuando les pidas que realicen mejoras, es bueno ser directos y explicarles los motivos.

Por ejemplo, podrías decirles: “Nuestras ventas han bajado el trimestre pasado, por eso creo que deberíamos encontrar una mejor estrategia de ventas”. Entender la situación puede ser algo de gran motivación para tus empleados y probablemente también aprecien tu honestidad.

Si los empleados pueden notar cómo se beneficiarán con una solución de innovación, es probable que respondan de forma positiva cuando les pidas cambiar algo.

Crea un entorno favorable a la innovación

Si realmente quieres que tu empresa adopte la innovación, necesitas dar a tus empleados la oportunidad de:

  • Utilizar su iniciativa
  • Participar frecuentemente en discusiones para aportar soluciones a los problemas o formas de simplificar los procesos o hacerlos más eficientes.
  • Aportar nuevas ideas y nuevos métodos para lograr los mejores resultados.

Al crear un entorno favorable a la innovación, habrá más posibilidades de aprovechar las oportunidades que se presenten y de superar a la competencia.

Motiva a tus empleados a responsabilizarse de sus propias innovaciones

Como empresario, puedes tener la tentación de manejar directamente las mejoras. Sin embargo, muchas oportunidades de innovación pueden perderse si hay demasiadas personas que intervienen.

Trata de motivar a tus empleados a manejar sus innovaciones, en lugar de intervenir en sus esfuerzos o intentar hacerlo todo tú solo. De esta manera, contarás con nuevas perspectivas y esto puede generar resultados inesperados y creativos.

De todas maneras, siempre puedes modificar las mejoras propuestas, y los empleados estarán más receptivos a adoptar algo en lo que ellos han participado en crear.

Recompensa el éxito

Si deseas fomentar la innovación en tu empresa, recompensar el éxito es una excelente forma de hacerlo, especialmente si buscas la participación activa de tus empleados. Incluso si no puedes ofrecer una bonificación o una promoción, podrías reconocer públicamente a los trabajadores que merecen una recompensa.

Una mejora es algo bueno; pero, hacer saber a los empleados que su trabajo es apreciado puede ayudarte a desarrollar una cultura de la innovación que traerá consigo muchas otras mejoras.

No hay que olvidar que las innovaciones no tienen que ser enormes. Un pequeño cambio que mejore el servicio al cliente (o algún otro aspecto de tu empresa) puede ser muy valioso, pues aumentará la posibilidad de mejoras similares en el futuro.

Administra adecuadamente tu personal

Al final, una gran parte de la innovación es cuestión de la administración del personal. Si bien, las grandes empresas pueden asignar más recursos a la innovación, puede que sea más lento y difícil implementar nuevas ideas en dichas empresas.

Aprovecha la flexibilidad que hay en las pequeñas empresas para probar ideas innovadoras durante su creación y para obtener la ayuda de tus empleados de servicio directo al cliente.