Cómo reducir los factores de riesgo

Hay muchos factores de riesgo que podrían rápidamente limitar el potencial de crecimiento de tu pequeña empresa.

Los empresarios de éxito son optimistas por naturaleza. Haber enfrentado muchos desafíos en el pasado, les da la confianza en su capacidad para manejar cualquier situación que se presente.

Optimismo y riesgo

Puede ser este optimismo lo que ponga la reducción de riesgos como uno de los últimos asuntos en la lista de prioridades de algunos empresarios. Sin embargo, la realidad demuestra que hay muchos factores de riesgo que podrían rápidamente limitar el potencial de crecimiento de tu pequeña empresa y hacer fracasar el mejor de los planes.

Estos riesgos pueden ser eventos catastróficos como:

  • Un incendio en los locales de una empresa
  • El fallecimiento de uno de los propietarios

También pueden surgir riesgos sistémicos que afecten sutilmente tus estrategias con el tiempo. Anticiparse a los riesgos y tomar las medidas para reducirlos ayudará a proteger tu empresa.

Modelo de gestión de riesgos

Las empresas de éxito toman medidas específicas y utilizan diferentes estrategias para manejar los riesgos, entre ellas:

  1. Identificar la fuente de riesgos.
  2. Tener una actitud proactiva para anticiparse a su impacto.
  3. Tomar medidas para reducir los riesgos.
  4. Identificar estrategias para evitar los riesgos.
  5. Reaccionar rápidamente cuando los niveles de riesgo se vuelven inaceptables.

Esto viene a ser un modelo o un proceso repetible que puede ser utilizado para proteger tu empresa.

Identifica las áreas de riesgo en tu empresa

Antes de elaborar un plan para reducir los riesgos clave, necesitas identificarlos. Lo mejor es comenzar por tu plan de negocios. Considera todas las secciones y subsecciones de tu plan de negocios.

Revisa tus hipótesis y las posibles amenazas a tu empresa. Igualmente, considera los aspectos financieros de tu plan de negocios que pudieran verse afectados.

Plan de contingencias

Tomarse el tiempo de identificar los riesgos que podrían afectar la continuidad de tu empresa y crear un plan de contingencias eficaz es una tarea que muchos propietarios de pequeñas empresas prefieren evitar. Después de todo, siempre habrá la posibilidad de dejar para mañana dicha tarea.

Si necesitas motivación para elaborar tu plan de contingencias, búscala en las siguientes personas:

  • Tu familia
  • Tus empleados
  • Tus clientes

Considera cómo ellos también se verán afectados por una interrupción, o incluso una falla grave, de tu empresa. Los planes de contingencias generan respuestas prácticas para cada amenaza importante a la continuidad de tu empresa al responder a la pregunta “¿Cómo sobreviviría mi empresa si…?”

La continuidad de estas empresas con el tiempo, generalmente después de varias generaciones, y los medios de subsistencia que brindan a los empleados demuestran la importancia de los planes de continuidad.

El rol de la comunicación en la gestión de riesgos

Puede parecer simple pero el mejor sistema de gestión de riesgos que puedas crear en tu empresa es la buena comunicación.

Cuando los directivos y el personal general disfrutan de un entorno donde la comunicación es algo saludable, trabajan de manera más eficaz en grupo e intercambian información de forma más libre para ayudarse a identificar prontamente los factores de riesgo y a encontrar soluciones prácticas.

Crea un ambiente de confianza en el trabajo

Puede tratarse de algo sencillo como comunicar pautas de seguridad o identificar los motivos de las tendencias negativas en los clientes. Hay beneficios para todos cuando puedes crear un ambiente de trabajo abierto y confiable. Cada miembro del equipo debería entender su rol y trabajar en colaboración para contribuir al éxito de tu empresa.

Al identificar los factores de riesgo y desarrollar estrategias para manejarlos como un objetivo común de empresa, incrementas tu efectividad para reducir esos factores y aumentas la posibilidad de encontrar alternativas eficaces que protejan la continuidad de tu empresa.

Como todas las cosas en los negocios, los riesgos pueden ser controlados y así, puedes evitar errores que afecten tu capacidad para desarrollar el potencial de tu empresa.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar