Elaborar tu plan de negocios en 5 etapas fáciles

Sigue esta guía de 5 etapas para que el proceso sea fácil y divertido.

Es momento de prepararte a poner todo por escrito.  

Cuando llegue el momento de documentar tus brillantes ideas y estrategias para tu nueva empresa, sigue esta guía de 5 etapas para que el proceso sea fácil y divertido.

Antes de que empieces a elaborar tu plan de negocios, es importante que tengas en claro su propósito. Los empresarios necesitan un plan por tres motivos: para obtener financiamiento, para atraer inversionistas y para guiar los esfuerzos de sus equipos.

Los prestamistas querrán saber cómo piensas devolverles el dinero. Por su parte, los inversionistas querrán saber cómo hará tu empresa para cuadriplicar sus inversiones. Igualmente, tus empleados (o solo tú) utilizarán el plan para guiar a la empresa en sus actividades.

Ahora que tienes un claro propósito en mente, es momento de empezar a redactar tu plan de negocios.

Etapa 1: Busca mucha información

Tu plan deberá demostrar la viabilidad de tu empresa y cómo piensas lograr ganancias. Para ello, necesitarás efectuar una búsqueda eficaz de información.

Antes de empezar a escribir, ten en claro lo siguiente:

  • El costo inicial de tu empresa.
  • El costo mensual de funcionamiento de tu empresa
  • Cuánto pagarán tus clientes
  • Con qué frecuencia te comprarán los clientes
  • Dónde más compran los clientes
  • Qué novedades hay en tu sector industrial (tendencias).
  • Qué proveedores abastecerán tu empresa y cuáles serán sus precios.
  • Quién hará funcionar tu empresa (equipo de gestión y empleados).
  • Quién brindará asesoría a tu empresa (un contador, un abogado, un mentor u otros)

Mientras más información reúnas, mejor. Puede que no utilices todos los datos recabados pero, tenerlos al alcance, te ayudará en caso de que alguien te formule preguntas o cuestione tus estrategias. 

Etapa 2: Prepara primero los datos financieros

Es útil poner en números tus ideas. Nada es más real que los dólares y centavos, índices y porcentajes. Reunir los datos financieros te obligará a pensar en los diferentes aspectos de tu empresa.

Hay tres principales estados financieros que deben ser incluidos en el plan de negocios. El estado de resultados presenta tus ingresos, gastos y ganancias o pérdidas (reales o proyectados). El flujo de efectivo proyectado indica el monto de dinero que ingresa y sale de tu empresa mensualmente. El balance general muestra un panorama, en un momento específico, de los activos y pasivos de tu empresa.

Por ejemplo, tomemos el flujo de efectivo proyectado. Utiliza una simple hoja de cálculo, para indicar el detalle de todos tus gastos operativos mensuales, hasta el costo de tu plan de datos para tu dispositivo móvil. ¿No sabes cuánto cuestan los planes de datos? El flujo de efectivo proyectado puede servir como recordatorio para averiguar esos costos.

Etapa 3: Elabora el texto principal del plan

Utiliza las cifras de la segunda etapa para explicar tu idea. Por ejemplo, los ingresos proyectados encontrados en el estado de resultados se basan en tus ventas anticipadas; es decir, la cantidad de clientes a quienes esperas vender dentro del plazo de un año, y cuánto dinero pagará cada uno.

Explica la estrategia que hay detrás de estos números en la parte del texto principal de tu plan.

Expresa tu idea en estas secciones principales del plan de negocios:

  • Resumen ejecutivo: Señala claramente lo que estás pidiendo. Aborda el concepto de la empresa, los requerimientos de orden financiero y el equipo de administración. Trata las principales tendencias que pueden tener un impacto en tu empresa en el futuro.
  • Descripción de tu empresa y de tus productos: Comparte información acerca de lo que hace la empresa, lo que vende, a quién atiende y por qué ves allí una oportunidad de negocios.
  • Análisis del mercado: Describe tu sector industrial, da información sobre el mercado objetivo y explica cómo tu producto o servicio cubrirá las necesidades del mercado objetivo. Debes especificar el tamaño de tu mercado objetivo, la participación en el mercado que deseas ganar, el precio de tu producto o servicio, así como el margen de ganancia bruta proyectada. Este debería presentar los puntos fuertes y débiles de tus competidores.
  • Mercadeo, ventas y distribución: Proporciona detalles sobre tu cliente objetivo y cómo piensas captarlo. Aborda tus estrategias para la publicidad, medios sociales, servicio al cliente, venta directa y lanzamiento de tu oferta al mercado.
  • Operaciones: Ayuda al lector a entender los aspectos internos de tu empresa describiendo los métodos empleados por tu empresa para fabricar un producto o prestar un servicio.
  • Equipo de administración: Esta es la parte donde puedes destacar las competencias y experiencia de tu equipo. Asegúrate de hablar de la participación de toda persona en la empresa.
  • Empleados: Identifica puestos clave que desees cubrir en las primeras semanas y describe sus responsabilidades. Incluye un organigrama para ayudar a visualizar la estructura jerárquica de tu empresa.
  • Equipo de asesoría: Los prestamistas e inversionistas pueden tener más tranquilidad al ver que cuentas con asesores, mentores y consultores experimentados. Forma un grupo de apoyo clave en las áreas de finanzas, contabilidad, asuntos jurídicos, mercadeo, operaciones y recursos humanos.
  • Estados financieros: Como se mencionó en la etapa 2, los datos financieros deben incluir información como el estado de resultados, el flujo de efectivo proyectado y el balance general. Si tu empresa ya ha estado en funcionamiento desde hace un tiempo, debes incluir toda información financiera anterior (p. ej., las cifras del año pasado).

Etapa 4: Muestra tu plan a otros

Una vez que hayas elaborado el borrador, compártelo con las personas que puedan darte sus comentarios objetivos.

Busca la opinión de un contador, un abogado, un bancario, un especialista en mercado u otros empresarios experimentados. Si estás buscando fondos de inversión, pide a un inversionista que revise tu plan para tener su perspectiva. Seguramente querrás que las personas cuestionen tus estrategias, tus cifras y tus análisis, y que te hagan preguntas difíciles.

Etapa 5: Edita, acorta y precisa tu plan

Que un plan de negocios sea más extenso, no significa que sea mejor.

Toma los comentarios obtenidos en la etapa de revisión para trabajar en la versión final de tu plan de negocios. Revisa todo para ver dónde puedes simplificar tus ideas, aclarar tus intenciones o suprimir secciones innecesarias. Elimina todo lenguaje muy elaborado. Haz que tu plan sea claro y conciso limitándolo a lo esencial.

Si es posible, pide a algunas personas que revisaron inicialmente tu borrador, que lean la versión editada.

Otros consejos para tu plan:

  • Que sea corto. De unas 10 a 15 páginas, más unas cuantas páginas para los anexos.
  • Que se centre en un futuro inmediato. Nadie tiene una bola de cristal para predecir el futuro de tu empresa en 5 o 10 años. Por ello, al redactar tu plan de negocios, enfócate en los próximos 3 años.
  • Que tenga un buen diseño. Invierte un poco de dinero en los servicios de un diseñador gráfico que te ayudará a que tu plan se vea bien.