Lista de verificación para poner en marcha tu empresa

Utiliza esta práctica lista de verificación a fin de asegurarte de que tu empresa se ha creado de forma adecuada y que cumple con las debidas regulaciones gubernamentales.

Las tareas administrativas pueden ser la parte más tediosa al empezar tu empresa. Para ayudarte, utiliza esta práctica lista de verificación a fin de asegurarte de que tu empresa se ha creado de forma adecuada y que cumple con las debidas regulaciones gubernamentales.

Qué debes hacer

Una vez que hayas elaborado tu plan de negocio, asegurado tu capital inicial, conseguido tus proveedores y te sientas listo para atender a tus clientes, el siguiente paso es abrir las cuentas de empresa necesarias y efectuar los trámites requeridos para realizar actividades comerciales en este país.

Para poner en marcha tu nueva empresa, realiza lo siguiente:

Registro de empresa

Para esto, debes decidir qué estructura empresarial tendrá tu nueva empresa. Puedes elegir entre, empresa individual, sociedad o corporación.

Cada una de estas modalidades presenta ventajas, desventajas y costos. Consulta con tu abogado o contador cuál sería la mejor opción para ti y para tu empresa.

Según la estructura seleccionada, tu empresa deberá ser registrada ante diferentes niveles de gobierno, por diferentes razones.

Permisos y licencias

Puede ser difícil saber qué tipos de permisos necesitas para abrir tu empresa. Verifica con los organismos gubernamentales locales o nacionales para tener más información sobre los permisos y licencias requeridos para poner en marcha tu empresa.

Cuentas gubernamentales

Las empresas deben seguir ciertas normas establecidas por los gobiernos locales, nacionales o de otros organismos.

Cuenta bancaria

Si tu empresa no está registrada con tu nombre, deberás abrir una cuenta bancaria empresarial para que puedas efectuar depósitos y emitir pagos.

Ayuda a aumentar tu credibilidad ordenando cheques con el nombre de tu empresa y considera la posibilidad de crear un historial crediticio comercial obteniendo una tarjeta de crédito empresarial. Para ello, elige una institución financiera que te ofrezca la mejor combinación de productos, servicios, precios y asistencia.