Cinco consejos para empezar bien

A continuación, algunos consejos para que empieces a planificar el lanzamiento de tu empresa.

Los empresarios de éxito no le temen al riesgo, pero también son realistas. Ellos entienden que detrás del éxito de cada idea de negocio hay un gran trabajo de análisis y de planificación eficaz. A continuación, algunos consejos para que empieces a planificar el lanzamiento de tu empresa:

El secreto del éxito

Tener tu propia empresa puede representar muchas ventajas, pero también muchos desafíos. Con frecuencia, las personas se preguntan si hay una receta mágica para el éxito en los negocios. No existe tal receta, pero sí hay algunas cosas que puedes hacer con el fin de generar prosperidad para ti y para tu empresa.

Mientras más consejos como estos sigas desde el inicio de tu empresa, más oportunidades de éxito tendrás.

1. Elabora un sólido plan de negocios

Un plan de negocios bien definido te permitirá centrarte en tus objetivos y aprovechar las oportunidades que se te presenten y, gracias al análisis efectuado, podrás confirmar si tu idea es viable. Un plan de negocios reúne toda la información relevante.

Tu plan incluirá, entre otros, la siguiente información:

  • El tipo de empresa que estás creando
  • Los objetivos de tu empresa y cómo piensas alcanzarlos
  • Información del mercado, la competencia y los potenciales clientes
  • La descripción de tu equipo y de los procesos de tu negocio
  • La forma en que conseguirás el financiamiento para tu empresa

Poner por escrito tus planes, te ayudará a identificar tus prioridades y a medir tu progreso con miras a alcanzar tus objetivos.

Busca información

Invertirás mucho tiempo y dinero en tu empresa, por lo tanto, evita tomar decisiones precipitadas. Utiliza los estudios de mercado para mostrar que tu idea es valiosa. Busca datos que te ayudarán a identificar a tus clientes, a conocer los motivos por los que estos comprarán tu producto o servicio, y a saber qué otras empresas venden algo similar. Busca toda la información que puedas sobre las empresas que son tu competencia directa.

2. Invierte en tu capacitación

Tu capacitación puede consistir en aprender por ti mismo algo específico como conocer la utilidad para tu empresa del más reciente programa informático. Podrías también conocer a fondo temas que te ayudarán a reforzar las competencias que necesitas para llevar a cabo tu negocio, como mercadeo, finanzas y servicio al cliente. Aprender más cosas sobre el funcionamiento general de tu empresa, te ayudará a tomar mejores decisiones; especialmente, si tienes una empresa pequeña que requiere que cumplas varias funciones.

Estate dispuesto y preparado para aprender todos los aspectos de tu negocio. Puedes tomar cursos, comprar libros sobre negocios, asistir a seminarios en línea, utilizar Internet o encontrar un empresario experimentado que pueda orientarte.

3. Pon orden en tus finanzas personales

Antes de lanzar tu empresa, es una muy buena idea ahorrar todo el dinero posible, dado que puedes necesitar hacer uso de tus ahorros para cubrir tus gastos personales durante la etapa inicial de tu empresa cuando aún no percibas muchos ingresos.

Verifica tu calificación crediticia

Tener y mantener un buen historial crediticio te ayudará para cuando necesites obtener un préstamo para tu empresa. Asegúrate de verificar tu calificación crediticia con una agencia calificadora reconocida como Círculo de Crédito o Buró de Crédito.

Reemplaza tu cobertura de seguros

Muchos empleados tienen cobertura colectiva para gastos médicos, gastos dentales, seguro por discapacidad y seguro de vida. Cuando dejas de trabajar para una empresa y tienes tu propio negocio, generalmente pierdes esa cobertura. Infórmate sobre los seguros que puedes adquirir por tu cuenta para asegurar a tu familia y así minimizar los costos médicos no previstos.

4. Mantén bajos tus gastos generales

Probablemente hayas escuchado historias de gente que empieza su empresa en una pequeña habitación de su casa hasta que se hayan establecido mejor. Empezar discretamente y mantener bajos los costos te ayudará a disminuir el impacto en caso de cometer errores y te dará tiempo para que aprendas de estos errores. Dado que las computadoras no son muy caras y que puedes utilizar Internet, es fácil empezar tu empresa desde tu casa.

¿Ya calculaste tus costos iniciales? Gracias a las tecnologías de la comunicación, muchas empresas de servicios pueden lanzarse sin necesidad de una gran inversión. Sin embargo, necesitas tener fondos para los gastos de computadoras, servicios de Internet, mantenimiento de página web, teléfono, suministros, etc.

5. Aprende de los expertos

Aprovecha la experiencia de un contador y de tu asesor de servicios bancarios. Un contador puede ayudarte a llevar los libros contables, a encontrar formas de mantener los costos bajos y a preparar tu declaración de impuestos. Tu asesor de servicios bancarios te orientará sobre el flujo de caja, el uso del crédito, las inversiones y los préstamos. También, puede ofrecerte sugerencias sobre mejores prácticas para los negocios.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar