Mejora el flujo de efectivo de tu empresa.

El fin de año suele ser el momento de los balances, la hora de repasar tus logros y establecer metas para el futuro.

El fin de año suele ser el momento de los balances, la hora de repasar tus logros y establecer metas para el futuro. Hacerle una revisión anual a tu empresa como parte de este ejercicio tradicional te puede ayudar a detectar eficiencias y, por ende, a ahorrar dinero y mejorar el flujo de efectivo.

Tendrás que analizar tus operaciones actuales en función de las mejores prácticas y estrategias. A continuación te indicamos algunas de las áreas en las que podrías introducir mejoras.

Facturación y cobros

En la medida de lo posible (si lo permite la competencia), procura acortar tus plazos de pago. Quizá puedas modificarlos a 15 días en vez de 30 o, mejor aún, “al recibo de la factura”. Otras tácticas para mejorar el flujo de efectivo son:

  • Ofrecer un descuento (de 1% o 2%) para incentivar el pronto pago.
  • Ofrecer incentivos al personal de cobranzas.
  • Enviar las facturas por correo el mismo día en que se preparan o, mejor aún, adoptar una solución electrónica y permitir que los clientes se suscriban al modo de facturación sin papel.

Inventario

Busca eficiencias en la administración de inventarios:

  • Racionaliza la administración de inventarios con pautas más estrictas.
  • Solicita descuentos a tus proveedores; por ejemplo, descuentos por volumen cuando haces grandes compras o acuerdos a largo plazo.
  • Adopta las compras “justo a tiempo” en la medida de lo posible para maximizar el efectivo disponible.

Operaciones bancarias y administración financiera

Refuerza la administración financiera de la empresa:

  • Paga a los proveedores con una tarjeta de crédito para empresas y aprovecha el periodo de gracia libre de intereses.
  • Acumula intereses por cualquier dinero extra disponible colocándolo en un instrumento de inversión a corto plazo.
  • Usa cualquier dinero extra para reembolsar la línea de crédito.

Si deseas obtener consejos más personalizados sobre la mejor forma de preparar a tu empresa para el año nuevo, no olvides comunicarte con tu asesor de pequeñas y medianas empresas de Scotiabank.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar