Cómo utilizar un superávit para ganar más dinero

Una estrategia sólida de administración de efectivo te permitirá usar cualquier excedente de ingresos para alcanzar tus metas más rápido.

Una estrategia sólida de administración de efectivo te permitirá usar cualquier excedente de ingresos para alcanzar tus metas más rápido y te brindará además un colchón de seguridad para esos momentos inesperados en que te falte liquidez.

Saber desde ahora qué harás con ese dinero extra te facilitará la administración de fondos una vez que llegue.

Cómo utilizar un superávit para ganar más dinero

¿Tu empresa registró un superávit este año y debes decidir qué hacer con el dinero?

Es un problema que a los emprendedores les agrada tener, pero también es algo que se debe planificar para aprovechar al máximo ese dinero extra.

Si tu empresa tiene una estrategia de inversión, ese plan te indicará cómo usar el capital adicional a fin de alcanzar más rápidamente tus metas financieras a corto y a mediano plazo.

Ahora bien, si no tienes un plan de inversión, deberás determinar dónde colocar ese excedente de una forma que sirva a dos intereses opuestos a la vez: el deseo de usar el dinero para generar un rendimiento y la necesidad de tenerlo siempre a la mano ante cualquier percance.

Existen opciones

Una cuenta de ahorros de interés elevado que no te obligue a bloquear el dinero por mucho tiempo puede ser la mejor opción en este caso.

Instrumentos como la cuenta de ahorros para empresas de Scotiabank son un aliado perfecto para tu cuenta bancaria de operaciones cotidianas, pues te ofrecen una alta tasa de interés (así ganas más que con una cuenta corriente) y te permiten acceder fácilmente a los fondos en caso de que tengas problemas de liquidez.

¡Cuidado con las comisiones!

No dejes que ese dinero extra se quede atrapado por las comisiones o límites de transacciones.

Cuando busques una cuenta de ahorros, revisa bien si hay comisiones mensuales por uso de la cuenta o costos por cada transacción, porque estos cargos pueden mermar el interés devengado. Comprueba también si debes mantener un saldo mínimo o si existen límites para transferir fondos desde y hacia la cuenta.

Planifica antes de tener el dinero en la mano

Idealmente debes tener un plan antes de que te llegue tu primer dinero extra, de manera que puedas ponerlo a trabajar desde el primer momento.