El flujo de efectivo es clave

El flujo de efectivo es la savia de tu negocio.

La supervivencia de toda empresa depende del dinero; en otras palabras, el flujo de efectivo es la savia de tu negocio. Incluso aunque la empresa obtenga un beneficio sólido a finales de año, tendrás que balancear bien las entradas y salidas de dinero para mantenerte a flote día tras día.

Una buena administración del flujo de efectivo ayudará a tu empresa a pagar sus cuentas a tiempo, comprar los insumos y equipos que necesita y sobrevivir a largo plazo.

Planifica el flujo de efectivo

Es importante saber con anticipación en qué meses es probable que a la empresa le falte dinero. De esta manera, podrás prepararte y reducir el impacto de los problemas de liquidez.

Usa una herramienta de previsión del flujo de efectivo, como el Planificador de flujo de efectivo para la pequeña y mediana empresa de Scotiabank, para saber cuándo y de dónde recibirá efectivo tu empresa y cómo y cuándo tendrás que gastarlo. Prevé las necesidades de efectivo de la empresa para los próximos seis o doce meses.

Mejora el flujo de efectivo

Después de saber cuánto efectivo necesitarás y cuándo el dinero se quedará posiblemente corto, es hora de mejorar el flujo de efectivo.

Administra las cuentas por cobrar de manera proactiva

Administra las cuentas por cobrar de una forma proactiva para mejorar el flujo de efectivo y minimizar las cancelaciones en libros de las deudas incobrables. Entre los principios de una buena administración del proceso de cuentas por cobrar se encuentran los siguientes:

  • Verificar el historial crediticio de cada nuevo cliente.
  • Mejorar el sistema de facturación. Implementa un sistema electrónico para que no se pierdan las facturas en el correo. Incluye los datos de tu cuenta bancaria en las facturas para que los clientes te paguen por medio de un depósito directo.
  • Enviar las facturas prontamente. Si trabajas en un proyecto grande a largo plazo, cóbralo por partes en vez de esperar hasta terminarlo por completo.
  • Depositar los cheques en el banco en cuanto son recibidos.
  • Cambiar el plazo de pago a 30 o 14 días.
  • Hacer seguimiento a todas las facturas pendientes en cuanto se haya vencido el plazo de pago.

Administra eficazmente las cuentas por pagar

Tu flujo de efectivo mejorará si administras bien el proceso de cuentas por pagar de la manera siguiente. Busca:

  • Negociar condiciones de pago favorables con nuevos proveedores.
  • Pagar las compras con una tarjeta de crédito empresarial para aprovechar el periodo sin intereses.
  • Si tu situación de liquidez es sólida, aprovechar los descuentos por compras anticipadas que ofrecen los proveedores.
  • Usar un sistema de cuentas por pagar para saber cuándo se deben las cuentas. Págalas en la fecha de vencimiento, de manera de conservar el dinero en tu negocio por el mayor tiempo posible y evitar a la vez la penalidad por mora.
  • Forjar relaciones sólidas con los proveedores para que se muestren más comprensivos si algún día tienes problemas de liquidez.
  • Alquilar en vez de comprar un local para la empresa, vehículos, equipos y otros activos. El arrendamiento reduce la presión sobre el flujo de efectivo, pero a largo plazo puede resultar más costoso que comprar.

Otras formas de mejorar el flujo de efectivo

Según el tipo de empresa, existen otros mecanismos para mejorar el flujo de efectivo, como los siguientes:

  • Optimizar el proceso de reposición de inventario para que sea más eficiente. Piensa en adoptar los pedidos justo a tiempo y en retirar los productos que no se venden muy rápido.
  • Vender periódicamente los activos que ya no se usan. Alquila o contrata vehículos u otros equipos si los necesitas en el futuro.
  • Hacer un mantenimiento periódico a los equipos y repararlos cuando sea necesario. Esto prolongará su vida útil y así no será necesario remplazarlos frecuentemente.
  • Comprar equipos usados de buena calidad en vez de equipos nuevos.
  • Aumentar las ventas intensificando la labor de mercadeo, lanzando un programa de fidelidad o ampliando la gama de productos.

Ahorra e invierte el excedente de efectivo

Cuando tengas un excedente de efectivo en la cuenta de la empresa, transfiérelo a una cuenta de ahorros para empresas o una cuenta de inversión para empresas.

Una cuenta de ahorros empresarial devengará intereses, incluso por pequeñas sumas de dinero. En general, este tipo de instrumentos no te exige mantener un saldo mínimo y te ofrece acceso inmediato al dinero si lo necesitas.

Es, pues, ideal para las empresas que tienen un monto relativamente pequeño de dinero que pueden ahorrar de manera esporádica.

Para mantenerte en la vía hacia un crecimiento de las ganancias, el flujo de efectivo es clave. Un flujo de efectivo saludable te permitirá alquilar el local para la empresa, pagar salarios al personal y cumplir todos tus compromisos.

Además, un excedente de efectivo ayudará a tu empresa a prosperar a largo plazo y te dará una red de seguridad para esos meses en que los egresos superen los ingresos.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar