Aceptar dinero de inversionistas

Debes saber a qué te estás comprometiendo cuando buscas inversionistas para tu negocio.

Aceptar que otra persona ponga dinero en tu empresa es una decisión seria e importante, con grandes consecuencias. Debes saber a qué te estás comprometiendo cuando buscas inversionistas para tu negocio. Es bueno, por lo tanto, que analices bien las ventajas y desventajas de esta estrategia.

Tu empresa en crecimiento puede necesitar capital. Ese capital puede provenir de diversas fuentes:

  • Créditos
  • Ahorros
  • Ganancias
  • Inversionistas

Recurrir a los inversionistas no es una decisión que se deba tomar a la ligera. Después de todo, quizá debas ceder parte del control de tu empresa. Por otro lado, la participación de varios socios puede ser justo lo que tu empresa necesita para despegar y volar hacia nuevos éxitos.

Así pues, ¿debes o no aceptar dinero de inversionistas? Examina a fondo las siguientes ventajas y desventajas.

Ventajas

  • Valor agregado: un inversionista puede brindar un valor a tu negocio que va más allá del dinero. Él también querrá que tu empresa prospere y puede aportar dinero, experiencia, contactos y recursos.
  • No es tu dinero: muchos emprendedores se juegan su propio dinero en el proyecto. Si bien es importante involucrarse en el negocio con una cierta inversión personal, contar con fondos de inversionistas externos disminuirá el riesgo financiero que estás corriendo.
  • Más dinero: los inversionistas pueden aportar sumas de dinero más grandes de lo que tú podrás generar con tus ahorros, el flujo de efectivo y las ganancias.
  • Respaldo: los inversionistas querrán obviamente que tu empresa prospere para obtener un beneficio. Para ayudarte, muchos estarán dispuestos a sacar provecho de su red profesional. Por ejemplo, pueden ponerte en contacto con un nuevo cliente importante.

Desventajas

  • Obligación: si tomas prestado el dinero de otra persona, en calidad de préstamo o inversión, de alguna manera tendrás que devolverlo más adelante.

Los inversionistas quieren un rendimiento sobre su inversión financiera en forma de intereses, dividendos o un aumento del valor de las acciones. Quieren obtener ganancias. ¿Te sientes cómodo con esta obligación?

  • Venta de acciones: el esquema de inversión tradicional consiste en ceder a los inversionistas acciones de tu empresa a cambio de los fondos. Aunque idealmente deberías seguir teniendo el control y conservar la mayoría de las acciones, al vender una parte de ellas, tendrás que rendir cuentas a los otros accionistas sobre diversos aspectos del negocio, como las ganancias, las ventas, los gastos, las decisiones administrativas y el desempeño general de la compañía.

Según lo establecido en la ley, los accionistas tendrán derecho a reunirse periódicamente con el equipo directivo de tu empresa. Esto se concreta normalmente en la llamada asamblea general anual, en la que también pueden votar sobre diversos temas.

  • Menos ganancias para ti: los inversionistas quieren obtener un retorno sobre su inversión, lo que significa que terminarás ganando menos dinero, pues deberás compartir los beneficios. Como tendrás menos acciones, recibirás un porcentaje menor de ganancias.

Por todo lo anterior, vale la pena consultar a tu equipo de asesores antes de tomar la decisión de recurrir a inversionistas. Habla con tu contador, abogado, planificador financiero y asesor de pequeñas y medianas empresas para obtener una variedad útil y representativa de opiniones. Conversa también con otros emprendedores acerca de su experiencia en este sentido.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar