¿Qué debes saber de la venta en línea?

El comercio electrónico está de moda. El potencial de las ventas en línea es simplemente demasiado extenso para que una pequeña empresa no lo tome en cuenta.

El comercio electrónico está de moda. El potencial de las ventas en línea es simplemente demasiado extenso para que una pequeña empresa no lo tome en cuenta.

Una estrategia de bajo costo para tu empresa

Vender en línea tus productos o servicios puede ser una estrategia de bajo costo dado que los sitios de comercio electrónico se han vuelto más asequibles. Internet ofrece muchas ventajas a las pequeñas empresas, entre ellas:

  • Vender en tu mercado local.
  • Oportunidades únicas para promocionar tu empresa en el exterior.
  • Alcance global, pues cualquier persona puede tener acceso a un navegador web y a una conexión de Internet.

Sin embargo, existen algunos aspectos, como los siguientes, que deberías conocer antes de lanzarte al mundo de las ventas a otros países mediante Internet.

Evalúa el mercado

Vender en línea puede ser una forma no tan costosa de probar si tu producto o servicio se vendería en otro mercado. Observa cómo los consumidores responden a tus argumentos de venta antes de lanzarte completamente a vender en un país específico y adapta tu producto o servicio al mercado objetivo en función de tu experiencia actual.

Tómalo como una prueba antes de que entres de lleno a un proyecto internacional.

Aspectos jurídicos

Aun cuando se trate de ventas en línea, puedes estar sujeto a las leyes del país donde tus productos o servicios se compren. Esto se aplica particularmente a los productos físicos.

Si bien Internet puede ayudarte a llegar a los mercados de otros países más fácilmente, necesitas conocer también las exigencias legales que genera el hecho de hacer negocios en el extranjero. Consulta con un asesor profesional que tenga experiencia en esta área.

Almacenamiento de datos de tarjetas

Cuando vendas tus productos o servicios por Internet al exterior, la forma más fácil para que los clientes puedan pagar sus compras es con tarjeta de crédito o débito. Sin embargo, la pregunta para tu empresa es: ¿Es necesario almacenar la información de la tarjeta de los clientes?

Esa es una pregunta relevante, particularmente para aquellas empresas con clientes regulares para quienes puede resultar incómodo tener que ingresar la información de la tarjeta cada vez que efectúen una compra.

Cuestión de responsabilidad

Si crees que tu empresa necesita almacenar la información de tus clientes, entonces debes cumplir algunas normas al respecto, como ser capaz de mantener un servidor y una red que conserven esta información de manera segura.

Recuerda que si la información del cliente llega a manos de un tercero no autorizado, tu empresa sería responsable de este hecho.

Un público más numeroso disponible

Vender en línea no es de ninguna manera una fórmula mágica para el éxito. Para lograrlo, debes ofrecer un producto de calidad y presentarlo de manera eficaz a tus clientes. Sin embargo, el comercio electrónico permite a las empresas promocionar sus productos o servicios a un público más amplio. Asimismo, permite a los emprendedores ver la situación del mercado internacional antes de lanzarse.