Sistemas de ventas para profesionales

Como profesional independiente, el éxito de tu empresa depende de que haya un flujo continuo de clientes.

Como profesional independiente, el éxito de tu empresa depende de que haya un flujo continuo de clientes. El desafío es atraer permanentemente clientes potenciales, especialmente durante las épocas de más actividad, de modo que mantengas una buena reserva.

Considera estas tres estrategias para atraer más ingresos y estabilizar el flujo de efectivo:

1. Crea un sistema de mercadeo

Hay muchas formas de promocionar tu empresa. La clave es la constancia. Reserva un momento cada semana para buscar clientes, crear nuevos contactos y hacer un seguimiento con los clientes que no ves hace tiempo.

Debes estar siempre motivado para aplicar tus estrategias de mercadeo, aun cuando tu empresa esté en los periodos más ocupados. Por tanto, es importante elaborar un sistema que corresponda a tus fortalezas personales. Por ejemplo, si no te gusta la idea de llamar por teléfono a los clientes potenciales, intenta utilizar LinkedIn. Esta es una excelente herramienta para estar en contacto con las personas que conoces y lograr nuevos contactos.

A continuación, otras ideas para atraer y conservar clientes:

  • Actualiza tu presencia en la Web con artículos de blog interesantes y optimizados.
  • Mantén una presencia en los medios sociales interviniendo en los temas novedosos.
  • Entra en contacto con tus clientes frecuentemente para que veas si necesitan tu ayuda o solo para agradecerles.
  • Socializa con tus nuevos contactos, por ejemplo, invitándolos a tomar un café.

2. Desarrolla el modelo de “embudo de ventas”

Tu sistema de mercadeo formará parte de una estrategia más grande de ventas, tu “embudo de ventas”, cuyo propósito es captar clientes potenciales, luego llevarlos por un proceso progresivo hacia la venta, descartando en el camino aquellos contactos que no califican. Las etapas para establecer un embudo de ventas son las mismas para todas las empresas (como en el caso de los objetivos), es decir, cerrar la venta lo más rápidamente posible.

Como profesional, trata de centrar tus iniciativas de mercadeo en tu red de contactos. Al atraer clientes a tu “embudo de ventas”, consolidarás más rápido esa importante relación de “conocer, agradar y confiar” con los potenciales clientes. No dudes en pedir referencias y recomendaciones. El mercadeo transmitido “de boca en boca” es el mejor, y ¡es gratis!

3. Haz el seguimiento de tus logros

Un mecanismo para hacer un seguimiento de tus iniciativas de ventas es fundamental para todo sistema de ventas. Si no lo tienes, no podrás saber lo que funciona o lo que no funciona para ti. Cuando puedas hacer un seguimiento de tu sistema con facilidad, podrás mejorar tus procesos de ventas para que sean más eficaces. Tu sistema de gestión de las relaciones debe ser siempre simple y solo debe utilizarse para vigilar el contacto con los potenciales clientes. Ingresar a todos en tu red dentro de tu sistema de Gestión de Relaciones, te puede hacer perder un tiempo valioso que podrías utilizar para hacer un seguimiento con un potencial cliente importante.

Ten paciencia si toma tiempo desarrollar una sólida base de clientes. Generalmente, cuando se trata de captar un cliente, el factor que lo hace decidirse no son las credenciales o la calidad del servicio, sino las personalidades. Los clientes que se quedan contigo en tu “embudo de ventas” son normalmente aquellos con los que deseas mantener una relación a largo tiempo porque corresponden a tus expectativas.

Tu Asesor de Pequeñas Empresas, de Scotiabank puede brindarte el financiamiento que necesitas para desarrollar tu estrategia de mercadeo. ¡Comunícate con tu asesor hoy mismo!

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar