Crear una ventaja competitiva

Una ventaja competitiva es lo que tu empresa hace mejor que la competencia. 

Una ventaja competitiva es lo que tu empresa hace mejor que la competencia. Si puedes hacer la promoción de tu ventaja competitiva de manera inteligente ante tus potenciales clientes, tu empresa tendrá mayores posibilidades de éxito.

Ventajas comparativas y diferenciales

Cada ventaja que gane frente a sus rivales es fundamental para tu empresa; por eso, debe tener una ventaja competitiva que aumente su valor.

Hay dos clases de ventajas competitivas:

  • Ventaja comparativa: También se conoce como ventaja de costo. Es la capacidad de una empresa de vender un producto o servicio a un precio menor que la competencia.
  • Ventaja diferencial: Se da cuando los productos o servicios de una empresa se diferencian tanto de sus competidores que los clientes los ven como una mejor opción.

Tener una ventaja competitiva eficaz permitirá que tu empresa siga siendo competitiva y, lo que es más importante, que se mantenga en el negocio.

Entender tu ventaja competitiva

Si entiendes claramente cuál es tu ventaja competitiva, podrás adaptar tu estrategia de mercadeo para resaltarla.

Empieza por enfocarte en una sola ventaja que sea genuina y duradera, en lugar de tratar de ser el mejor en muchos aspectos de tu empresa, lo cual puede llevarte a resultados poco eficaces.

A continuación, algunas ventajas competitivas que podrían diferenciarte de la competencia:

  • Experiencia: Si eres un especialista en tu campo, puedes utilizar a tu favor tus años de experiencia en ese sector de actividad.
  • Exclusividad: Si ofreces un producto o servicio único, tu precio o tu producto no tendrá comparación dado que ofreces algo completamente diferente. Menciona esa característica de exclusividad en tu material promocional para que tus potenciales clientes quieran más información sobre esto.
  • Proceso: Si manejas tu empresa con más eficiencia que otros, esta puede ser tu ventaja comparativa. Llevar a cabo procesos más eficientes y simplificados puede permitirte reducir tus precios, entregar tus productos o servicios más rápidamente o brindar un mejor servicio.
  • Relaciones con los clientes: Si tus clientes se sienten especialmente tratados, esto ayudará a que se consolide la relación con ellos a largo plazo y los clientes regresarán siempre.

Existen diferentes clases de ventajas competitivas. Toma en cuenta los puntos fuertes de tus rivales antes de elegir qué ventajas darán a tu empresa los mejores resultados.

Ubicación

Estar bien situado es un aspecto esencial si eres un minorista y no vendes tus productos o servicios en línea. Tu ventaja competitiva podría la cantidad de gente que pasa por tu tienda si rentas o eres propietario de un local en la calle más comercial.

Si aún no tienes un local bien situado, fíjate donde están los mejores lugares y estate atento a cualquier oportunidad que se presente para encontrar un local allí.

Para obtener ayuda con el financiamiento a fin de conseguir el local que buscas, consulta nuestras soluciones flexibles de préstamos.

Productos o servicios únicos

Si ofreces productos o servicios que tu competencia no puede obtener, reafirmarás el carácter exclusivo de tu empresa. Por ejemplo, una tienda que vende solamente productos de “comercio justo” se diferencia de esta manera de su competencia.

Propiedad intelectual

Si tu empresa tiene propiedad intelectual, es importante que la registres antes de que la competencia pueda copiarla. Protege tu propiedad intelectual y comunica abiertamente las ventajas de esto a tus potenciales clientes.

Alianzas estratégicas y empresas conjuntas

La capacidad para formar una alianza estratégica o una empresa conjunta es una característica cada vez más importante para crear una empresa de éxito. Esto puede diferenciar a tu empresa del resto.

Por ejemplo, una gasolinera podría vender un espacio en la entrada de su local a un negocio de productos para llevar. Así, reduciría sus gastos generales y los clientes tendrían la opción de comprar comida cuando vayan por gasolina.

Comunica tus ventajas

Una ventaja competitiva existe solo si un cliente la percibe como tal, de modo que comunicarla claramente es algo fundamental. Intégrala a tu plan de mercadeo a fin de que sea evidente para tus clientes que tu empresa es diferente y única.

Recuerda revisar frecuentemente tu ventaja competitiva. El mercado cambia y las empresas aparecen y desaparecen, y tu ventaja puede haber variado con respecto al año anterior. Pregunta a tus clientes habituales cómo ven tu empresa. Ellos te dirán si tu ventaja está disminuyendo.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar