Reducir los costos de operación

No podrás evitarlo: a medida que tu negocio crezca, aumentarán también los costos de operación.

No podrás evitarlo: a medida que tu negocio crezca, aumentarán también los costos de operación. Sin embargo, hay varias cosas que puedes hacer para pagar menos por toda una serie de gastos corrientes y fijos, como los servicios de telecomunicaciones, el procesamiento de pagos, la nómina y la electricidad.

Consigue que tu empresa se ahorre algo de dinero este año. Explora estas posibilidades a fin de reducir los costos de operación.

Piensa en subcontratar servicios

Las pequeñas empresas suelen subcontratar sus actividades de pago de nómina, contabilidad y distribución.

Nómina

Puede que desees ocuparte de pagar a los empleados de tu empresa. Ahora bien, procesar una nómina implica encargarse de muchos detalles (enviar al organismo tributario las deducciones salariales a tiempo, emitir los recibos fiscales, firmar cheques, etc.) que pueden acumularse rápidamente y consumir más tiempo de lo que crees. Y, si cometes un error o envías tarde una declaración, corres el riesgo de sufrir sanciones financieras.

A eso se le suma la angustia y la preocupación de administrar la nómina mientras administras también la empresa como tal. Si subcontratas toda esta labor, tendrás más tiempo para las actividades que generen ingresos y crecimiento.

Por todo lo anterior, quizá te convenga usar un proveedor de soluciones de nómina. Estos administradores especiales se ocuparán de todos los asuntos relativos a la nómina y prepararán informes actualizados, además de ofrecerte acceso constante a la información.

Contrata personal en el extranjero

Tu empresa podría contratar personal en otros países de manera estratégica para liberar a tu personal interno de ciertas tareas. Entre las ventajas de esta estrategia se cuentan las siguientes:

  • Salarios inferiores: pagarás menos por el trabajo realizado que a tu personal interno, aunque todo dependerá del país seleccionado.
  • Reasignación de los fondos: el dinero que ahorres en la nómina puede ser reinvertido en activos, remodelación y reequipamiento de los locales, o en la búsqueda y análisis de nuevos mercados.
  • Mejor desempeño: tu personal interno tendrá más tiempo para realizar sus tareas principales, mientras que el personal en el extranjero puede ser especialista en ciertos campos por apenas una parte del costo actual. Como resultado, tu empresa podría volverse más eficiente.

Recorta gastos

Los gastos típicos de toda empresa son teléfono, Internet, electricidad, salarios y gastos generales de oficina. Estas son algunas formas de reducirlos.

Reduce el costo de las comunicaciones

El costo de los planes de datos de telefonía móvil e Internet para ti y tus empleados puede ascender a grandes sumas de dinero. Afortunadamente, en el mercado de las telecomunicaciones, existe una competencia feroz y los operadores están siempre ansiosos por conseguir o conservar clientes. A menudo basta con llamar a tu proveedor de servicios y solicitar una revisión de la cuenta; puedes terminar descubriendo formas de ahorrar, así como promociones y rebajas.

Disminuye el consumo de energía

Los expertos afirman que la energía es uno de los mayores gastos de las empresas. Así pues, todo lo que tu empresa pueda hacer para volverse más ecológica puede ayudarte a reducir costos y aumentar tu beneficio neto.

Remplazar las luces por modelos más modernos y ahorradores de energía, apagar las máquinas que funcionan en reposo, programar los termostatos y usar fuentes de energía “verde” son algunas medidas útiles que puedes contemplar. Lo más recomendable es hacerle una revisión a tu empresa para evaluar su consumo de energía; llama a tu compañía eléctrica para solicitar este servicio.

En resumen, siempre es buena idea hacer una revisión anual de tus operaciones en busca de oportunidades de ahorro y aumento de la eficiencia.

Importar

¿Vale la pena importar la materia prima que necesita tu negocio? Si no puedes reducir el costo de producción de tus artículos adquiriendo los insumos de otro proveedor en tu país, averigua cuánto costarían si los compraras en el extranjero.

Deberás analizar varios factores antes de tomar la decisión de importar, como los costos que eso implica (aranceles, aduana y almacenamiento). La fluctuación de las tasas de cambio puede incidir también en tu beneficio neto. Además, encontrar un proveedor confiable puede no ser tan fácil.

Averigua si tu asociación profesional ofrece algún descuento

Las asociaciones suelen ofrecer descuentos a sus miembros por algunos servicios que contratan como grupo. Puesto que tienen cientos o miles de miembros, pueden negociar descuentos por volumen con los proveedores y obtener precios ventajosos, que una empresa individual nunca podría conseguir por sí sola.

Entre los servicios en los que se puede ahorrar se encuentran las telecomunicaciones, los planes bancarios, los seguros médicos, los seguros de emergencia para el automóvil, los seguros de viaje y los servicios de expedición.

Puedes entonces unirte a una asociación que represente a tu sector de actividad, institución educativa, profesión, región geográfica o, simplemente, que corresponda a tus intereses. Por ejemplo, podrías afiliarte a la cámara de comercio local y acceder a los numerosos e interesantes beneficios que estos organismos suelen tener para sus miembros.

Tengo planes para un nuevo negocio

Si aún no has comenzado, podemos ayudarte a determinar si tu nueva idea es viable.

Comenzar

Ya he lanzado mi negocio

Si tu negocio tiene menos de dos años, selecciona esta opción para descubrir cómo operar de manera más eficiente.

Comenzar

Mi negocio está creciendo

Si tu negocio tiene más de dos años, descubre cuáles son los pasos fundamentales para crecer y prosperar.

Comenzar