Ventajas y desventajas de las alianzas

Al igual que la decisión de casarte con determinada persona, la elección de un socio para tu empresa influirá en tu éxito y tu felicidad.

Al igual que la decisión de casarte con determinada persona, la elección de un socio para tu empresa influirá en tu éxito y tu felicidad.

Las alianzas han contribuido al éxito de muchas empresas y han creado grandes lazos de amistad. Sin embargo, las cosas también pueden salir mal y el resultado puede ser la ruina del negocio y de las relaciones.

Como puede hacer a la vez tanto bien y tanto daño, la decisión de seleccionar a un socio debe tomarse con muchísimo cuidado.

Así pues, antes de establecer una alianza o dejar pasar la oportunidad de asociarse con otro emprendedor, analiza a fondo todas las consecuencias. Cada situación es diferente. De hecho, cuando examines las ventajas y desventajas, podrías llevarte una sorpresa.

Las ventajas de contar con un socio

  • Se comparten los riesgos, las responsabilidades y el volumen de trabajo.
  • El socio invierte dinero en el negocio.
  • Puede aportar competencias complementarias.
  • Puede usar su red de contactos en beneficio del negocio.
  • Brinda apoyo y motivación.

Las desventajas de contar con un socio

  • El socio se quedará con una parte de las ganancias.
  • Quizá no tenga los mismos valores ni la misma ética de trabajo que tú.
  • Puede dejarte con deudas y demandas.
  • Su opinión contará para las decisiones de negocios, ya sea que estés de acuerdo o no.
  • Puede manchar tu reputación.
  • Será la persona con la que tendrás que trabajar todos los días.

¿Serías tú un buen socio? ¿A quién deberías seleccionar?

La decisión de buscar y seleccionar un socio es muy personal. Algunas personas desempeñan muy bien esta función, mientras que otras no están hechas para ello. Alguien puede ser el socio ideal para un emprendedor, pero no para otro. En otras palabras, para tomar este tipo de decisiones, debes conocerte muy bien.

Estas son algunas de las preguntas que deberás hacerte. Es importante que seas honesto y sincero contigo mismo.

  • ¿Quieres ser siempre el centro de la atención? En ese caso, selecciona un socio que prefiera estar en segundo plano.
  • ¿Prefieres más bien actuar detrás de escena, con un bajo perfil? Te convendrá entonces buscar un socio a quien le guste llamar la atención.
  • ¿Eres buen comunicador? En caso contrario, necesitas un socio que sea muy hábil en esto.
  • ¿No te gustan los conflictos? Puesto que son inevitables en toda asociación, quizá te convenga más actuar por tu cuenta.
  • ¿Quieres tener siempre el control total y decidirlo todo? En ese caso, tener un socio no sea probablemente lo mejor para ti.

Los socios deben compartir los valores y la ética de trabajo

El rencor, que muchas veces surge por la incompatibilidad entre los valores y éticas de trabajo, puede destruir una alianza. Por lo tanto, al seleccionar un socio, piensa también en lo siguiente para evitar este problema:

  • ¿Tienen ambos la misma visión sobre el futuro de la empresa?
  • ¿Han llegado a un acuerdo sobre la remuneración de cada socio?
  • ¿Tienen la misma ética de trabajo?
  • ¿Sus estrategias de salida son compatibles?
  • ¿Tratan a los empleados y clientes de la misma manera?
  • ¿Hay respeto mutuo entre ustedes?
  • ¿Tu instinto te dice que es la persona adecuada?

Documenta todo por escrito

Es más fácil crear una alianza que disolver una que no funciona bien. Por eso es muy importante establecer y aclarar, por escrito, las condiciones de la asociación. Los abogados y contadores deberían participar en la redacción del contrato. Asegúrate de que el mismo cubra los siguientes aspectos:

  • Inversiones financieras en el negocio
  • División de las responsabilidades
  • División de las ganancias
  • Proceso de resolución de desacuerdos y disputas

En resumen, las alianzas y asociaciones pueden incrementar tu potencial de éxito o precipitar el fracaso de tu empresa. Toma esta decisión con detenimiento y precaución y, si optas por asociarte con otra persona, cuida muy bien la relación en todo momento.